Aquí te cuento todo lo que debes saber sobre Bélgica, el país del chocolate y la cerveza con mucho más para ver…

Algunos creen que no hay tantos atractivos que conocer al lado de potencias como París, Berlín o Amsterdam y lo tienen en cuenta solo de pasada en la visita a la zona. Sin embargo, puedo afirmar que Bélgica merece hacer un viaje exclusivo para profundizar porque posee una riqueza inconmensurable en reliquias que se mantienen casi intactas, además su mezcla de culturas hace que sea un sitio muy atractivo por descubrir…

Conocido en el mundo por ser sede de la Unión Europea situada en su capital, Bruselas donde se encuentra su mayor patrimonio en museos y obras de arte. Con variedad de idiomas a lo largo del país, como el flamenco, francés y el alemán influenciado por los países limítrofes y su cercanía. El clima es marítimo templado, inviernos suaves y veranos templados con importantes precipitaciones durante todo el año. Las temperaturas van desde 3ºC de media en invierno a 23ºC de media en verano, motivo que permite ver Bélgica en cualquier temporada.

Bruges

Me centraré en detallar los atractivos de su capital, Bruselas si bien posee otras ciudades con mucho encanto como Brujas, Gante o Amberes por si disponen de más tiempo. Brujas, es una de las ciudades medievales mejores conservadas del mundo a la que puedes ir por el día con un traslado privado o bien una excursión organizada así como por tu cuenta y puedes hospedarte 1 noche para disfrutar de la ciudad a todas horas. Sus canales al atardecer merecen varias fotos y vale la pena verlo…

Otras ciudades recomendadas son Gante y Amberes, pintorescas y muy ricas culturalmente tanto como Brujas donde se pueden apreciar sus construcciones de la Edad Media, así como el ritmo de la actualidad.

Cómo llegar:

Para llegar a la ciudad lo pueden hacer en avión, al Aeropuerto Internacional de Bruselas o también llamado Zaventem que se encuentra a 14 km de distancia del centro. Es fácil llegar a la capital porque existen varias opciones o bien, en traslado privado, en tren o autobús, así como también en taxi.

Existe otro aeropuerto que está algo más alejado, se llama Charleroi donde operan las compañías de bajo coste y es una alternativa para llegar a la ciudad por buenos precios, se encuentra en la zona de Bruselas-sur a 55 km de distancia del centro, con traslados privados o shuttle bus a disposición.

También es posible viajar a la capital en tren o en autobús desde alguna otra ciudad europea de la zona como Ámsterdam o París o bien en coche particular. Es un destino muy bien comunicado lo que permite tener varias opciones a la hora de elegir según el tiempo y el presupuesto que tengan.

Bruselas

Bruselas:

Posee una mezcla de lo antiguo y lo moderno con más de 80 museos que conviven en el centro de la ciudad, las edificaciones se destacan por su variada arquitectura con estilos medievales como el Grand Palace o el vanguardista edificio de la Unión Europea y algunos de estilo flamenco o neobarroco.

Para moverte la mejor opción es caminar y así poder ver hasta el ultimo rincón de la ciudad belga, aunque si no quieres andar mucho la siguiente opción es la bicicleta ya que, hay algunos lugares con zonas peatonales a las que se puede llegar más fácilmente, aunque también hay transporte público.

Lugares que visitar en Bruselas:

1- Manneken Pis:

Fuente de bronce con un niño orinando, aunque parezca raro se ha convertido en un símbolo moderno identificativo para los habitantes de la ciudad. Está ubicada en el centro histórico, dispone de una colección de disfraces que están expuestos en el Museo de la Ciudad de Bruselas, son utilizados para disfrazarla con motivo de diferentes celebraciones, los encargados de hacerlo son los “Amigos del Manneken Pis” una asociación sin fines de lucro que gestiona las ocasiones que van acompañadas por una banda de música y una ceremonia en la que se conecta de nuevo el chorro de agua que a raíz de la presión salpica al público que disfruta y participa animadamente de la tradición. El souvenir perfecto de esta ciudad es la miniatura del Manneken Pis de chocolate o en metal.

 

2- Atomium:Atomium, Bruselas

Es un moderno monumento construido para la Expo de 1958 que posee 103 metros de alto y 9 esferas de 18 metros de diámetro cada una conectadas por tubos con escaleras mecánicas, éstas representan las 9 provincias belgas. El material que se utilizó para su construcción fue el acero y el aluminio. Se apoya en 3 grandes torres que actúan como pilares y representa un átomo ampliado 165.000 millones de veces. En su momento estaba planificado que permaneciera durante 6 meses en exposición, sin embargo, se convirtió rápidamente en una atracción turística. Diseñada por el ingeniero André Waterkeyn y los arquitectos André y Jean Polak.  Está ubicado en el parque de Heysel a 6 km del centro histórico de Bruselas, se puede llegar allí dando un paseo de 1 hora aproximadamente o bien en transporte público en 30 minutos, en la misma zona se encuentra el Parque Mini- Europe, el Planetario de Bruselas y la Expo.  Si van a entrar al recinto para subir a la cima del monumento es importante saber que existe gran tiempo de colas, así como también entradas que se combinan con el Parque Mini-Europe. También merece la pena verlo por la noche ya que iluminado es impresionante.

3- Grand Place de Bruselas:

Hermosa plaza empedrada donde se ubica el Ayuntamiento y varios edificios del siglo XVI entre ellos, el museo de la ciudad, que fueron reconstruidos después de un bombardeo en 1695 producido por el ejército francés. Declarada en 1998 Patrimonio de la Humanidad de la Unesco.

3.1- Ayuntamiento: Es un edificio medieval de estilo gótico brabantino, data del siglo XV cuando Bélgica gozaba de prosperidad económica eso explica la suntuosidad de sus edificios civiles y viviendas. El edificio es de forma asimétrica en consecuencia de las dispersas modificaciones que se hicieron a lo largo de los años y a raíz de las limitaciones de espacio. La fachada está decorada con numerosas estatuas que representan nobles, santos y figuras alegóricas. Las esculturas originales se encuentran actualmente en el Museo de la Ciudad para su mejor conservación. No siempre cumplió la función de Ayuntamiento, sino que tuvo diferentes destinos en la historia, durante la primera Guerra Mundial sirvió como hospital improvisado, durante la Revolución belga fue sede de gobierno y en 1914 fue ocupado por la Marina Imperial alemana. Finalmente fue nombrado monumento histórico en 1936.

3.1- Museo de la ciudad de Bruselas: Está ubicado justo frente al Ayuntamiento, antiguamente llamado Maison du Roi o Casa del Rey que hoy alberga el Museo Municipal de Bruselas, es una casa de estilo barroco que fuera en sus inicios la casa del gremio de los panaderos. Después del bombardeo de las tropas francesas la casa fue reconstruida y comenzó a utilizarse como oficina administrativa del Duque de Brabante de ahí se le conoce como Casa del Rey. El origen del Museo es de 1887, cuando se comienza a recopilar la información y objetos de la historia de Bruselas. Se dedica a exponer el patrimonio y la historia de la ciudad además de su desarrollo urbanístico.

4- Palacio Real:

Es el palacio oficial de los reyes belgas, actual sede de la monarquía donde el Rey cumple sus funciones como Jefe de Estado, en él se encuentran instaladas las oficinas de los reyes, algunos ministerios, salas de reuniones y habitaciones para los jefes de estado invitados. Hace más de un siglo que ya no es no es utilizado como residencia real, el Rey vive con su familia en el Castillo Real de Laeken en las afueras de la ciudad.

El Palacio está ubicado al sur del Parque Real, en la parte alta de la ciudad en frente se encuentra el Palacio Federal de Bélgica, estos 2 edificios representan el gobierno de Bélgica que es la monarquía constitucional. Desde 1965 se abrió al público, puede ser visitado durante el verano cuando el rey no se encuentra en el palacio, desde julio a septiembre. Se puede acceder a algunas salas del Palacio y exposiciones que allí se realizan.

De forma protocolar y tradicional cuando el Rey se encuentra en el palacio se avisa a los habitantes alzando la bandera de Bélgica.

5- Mini-Europe:

Es un parque que alberga la exposición de maquetas de 80 ciudades europeas hechas a escala con más de 350 edificios y monumentos conocidos como la Grand Place de Bruselas, se destacan por su calidad con costes de 300.000€ por maqueta y hasta 20.000 horas de trabajo invertidas.

Está ubicado al lado del monumento Atomium, en Bruparck y fue inaugurado en 1989, ocupa una superficie de 24.000 metros cuadrados construido con una inversión inicial de 10 millones de euros. Los monumentos construidos fueron escogidos para la exposición basados en su calidad arquitectónica que conlleva un desafío mayor o por su carácter simbólico para Europa. Muchos de los monumentos han sido financiados por los países y regiones de Europa.

Los monumentos están rodeados de jardines con variedad de flores y arbustos tradicionales para alegrar el paseo. Con más de 350.000 visitantes al año, es una de las principales atracciones de Bruselas. Ideal para familias con niños y colegios ya que también disponen de actividades pedagógicas respaldadas por la Comisión y el Parlamento Europeos para dar a conocer mediante juegos, el mercado común y el funcionamiento de las instituciones. Existe una guía-catálogo que entregan a cada adulto en la entrada que cuenta todas las anécdotas, cada región y cada edificio detallado además un cuaderno de ejercicios sobre el funcionamiento de Europa y está en varios idiomas. La visita puede durar de 2 a 3 horas.

6- Chocolate y cerveza:

La pasión por el cacao se encuentra en cualquier rincón de la ciudad belga, pioneros en la invención de los bombones. Algunas de las tiendas más importantes son: Godiva, Nehaus, Pierre Marcolini, Leonidas. Degustando una cerveza típica de allí como lo es “Lambic” con fábricas que datan del 1900 y cervecerías que poseen la mayor variedad de cervezas del mundo como Cantillon, una fábrica de cerveza familiar o Delirium.

En resumen, visitar Bélgica enriquecerá los sentidos de cada uno a su paso, podrán ver y conocer el arte que desprende en armonía con su cultura e historia a través de personajes conocidos a nivel mundial como Tintín y los Pitufos, un país que demuestra su identidad respaldada por el símbolo que desprende el Manneken Pis o el Atomium. Con gran riqueza edilicia y un gran referente europeo que representa a la Unión Europea en el mundo.

Brujas

Un destino muy interesante y completo en todos los aspectos.

Daiam I.

12/02/2020